Loading...

lunes, 18 de febrero de 2013

HISTORIA DE LA PLATERIA PERUANA


La plata peruana ha tenido desde siempre una gran importancia a través de la historia de nuestro país. Las investigaciones y estudios sobre el uso de los metales diversos usados por los antiguos peruanos demuestran su importante rol en el mundo prehispánico, pues representaban el rango jerárquico, político y religioso de los Señores de esa época, además de tener todo un significado místico-religioso y simbólico durante sus ceremonias.

Es difícil determinar cuándo se inició el uso de los metales, pues pasaron muchos siglos desde que los antiguos peruanos los laminaron, martillaron, fundieron por acción del calor y realizaron aleaciones, técnicas en las que fueron magníficos.


Durante el virreinato la platería alcanzó una complejidad significativa, diversa y contradictoria pero siempre presente en la vida diaria, solemne y religiosa. Hasta las familias más humildes tenían vasijas sencillas, pero de plata.

El precioso metal era visto como un don místico, ofrecido a España como premio por los piadosos desvelos de fe de la madre patria y la expansión misionera de la palabra de Dios en el nuevo mundo. También significó ingentes riquezas para América y para España, y cooperó en la transformación de la economía europea del Renacimiento.

Durante el siglo XX creció –como ocurre en la actualidad– la platería artesanal, con técnicas usadas y heredadas de la colonia. Asimismo, se desarrolló la platería industrial en fábricas con maquinaria moderna, también comenzó a destacar la platería diseñada por artistas con formación académica a partir del año 1919, cuando se fundó la Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú, lográndose piezas escultóricas.

En 1995 se crea el Patronato Plata del Perú, con el deseo de colaborar en la difusión de la platería peruana tanto en la industria propiamente dicha como también para darle a nuestros escultores, orfebres y joyeros peruanos la oportunidad de mostrar sus creaciones artísticas a través de concursos y exposiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada